fbpx

¿Qué es la Inteligencia financiera?

Alguna vez te has preguntado ¿por qué nos cuesta tanto trabajo administrar nuestro dinero? o ¿cuándo será el día en que realices ese viaje que tanto has estado planeando?

Estos pensamientos rondan por la cabeza de miles de personas todos los días. Si bien, hay muchos tipos de inteligencia que uno puede utilizar a su favor para desarrollarse como ser humano en la sociedad, hay uno en particular que te ayudará a desenvolverte como un ser financiero: la inteligencia financiera.

Este tipo de inteligencia, nos permite obtener nuevas fuentes de ingreso y optimizar los que ya tenemos, además de encontrar una estabilidad y desarrollo económico. Haciendo uso de la inteligencia financiera, podemos lograr hacer ese viaje que tanto hemos esperado. Aunque claro, como en cualquier cosa que realicemos, los ingresos no incrementan mágicamente.

Si decides implementar la inteligencia financiera en tu vida, te darás cuenta que para aprenderla, se necesitan de varios aspectos, como capacidad de análisis, experiencia, capacitación dar al aprendizaje la apertura que requiere.

Una de las razones por las que te conviene adquirir esta inteligencia es la libertad financiera. Con esto no estamos hablando de ganar mucho dinero, sino de no mantener durante muchos años las mismas preocupaciones económicas. Por ejemplo, si ahora estás trabajando pero tienes muchas deudas, te has preguntado ¿qué pasará el día en que tengas que jubilarte? ¿Las deudas se habrán acabado o acumularás más? ES aquí en que la inteligencia financiera es útil. Para planificar qué es lo que vamos a hacer con el presente para prevenir costos a  futuro.

Pagar a mí, antes que a los demás  

¿Cuál es la forma más sencilla y efectiva de lograr una inteligencia financiera? El ahorro.

En el momento en que recibas tu salario, acostúmbrate a pagarte a ti mismo antes que a los demás. Uno de los errores que se cometen a menudo, es gastar y al final esperar que nos sobre dinero para entonces poderlo ahorrar. Esa fórmula no funciona. Primero debe ser el ahorro y después los gastos. Planificar el ahorro es un hábito financiero que te ayudará a lograr tus objetivos con mayor precisión.

Si quieres conocer un método para empezar a ahorrar y no te desestabilices, te recomiendo que leas:

La estrategia 50/20/30.