fbpx

EL DINERO, ¿TU AMIGO O TU ENEMIGO?

¿Ganar más dinero resolverá nuestros problemas económicos? La respuesta más común y simple a esta pregunta es ¡Sí!

Eso es lo que malamente hemos aprendido muchos de nosotros que con dinero resolveremos nuestros problemas económicos, pero en realidad no es tan simple como aparenta ser.

Tener deudas o problemas económicos son tópicos recurrentes en las charlas con amigos y usualmente se tiene esa creencia: ganar más dinero como solución a la falta de solvencia económica.

Ya sea mediante un aumento de sueldo, conseguir un segundo empleo o buscar ingresos extras con la venta de algún producto. No me mal entiendas, no estoy diciendo que buscar tener esos ingresos extras sea algo malo, a lo que me refiero es que no será la solución, ¿por qué digo semejante disparate? La razón es la siguiente.
Pongamos de ejemplo a una persona que tiene ingresos mensuales de 12 mil pesos. Dicha personas lleva un tren de vida de 12 mil pesos al mes, si esta persona obtuviera un aumento de sueldo de 5 mil de pesos, estaría percibiendo la cantidad de 17 mil pesos, nada despreciables.

En este momento la persona podría afirmar que sus problemas económicos han llegado a su fin, pero, ¿qué crees? Esto no es así. Esta creencia le durará solo un poco tiempo, quizá un par de meses, el tiempo que le lleve subirse al tren de vida de una persona que ya gana 17 y no 12 mil pesos al mes.
El problema real no es ganar más, ¿por qué una persona que tenía un tren de vida de 12 mil pesos y ahora percibe 17 mil pesos no puede seguir manteniendo un estilo de vida de una persona de 12 mil al mes?

Ahí es donde radica el verdadero problema. Es en la enseñanza social: entre más tienes, más vales. Es cuando se intentan llenar los vacíos psicológicos con cosas materiales lo que nos conduce a ese resultado y la falta de liquidez económica y las deudas siguen ahí. Generalmente se incrementan.   Ganar más dinero no las resolvió ni las resolverá. La falta de observación y de análisis hará que la persona siga creyendo que ganar más dinero será la solución. Lo anterior termina por convertirse en un círculo vicioso.

Y repito, con esto no quiero decir que sea malo ganar más dinero o tener el deseo de ganar más, eso forma parte de una ambición natural con la que contamos los humanos, pero debemos tener muy claro que si no cambiamos nuestros hábitos de consumo, nada solucionaremos. La ecuación es simple ganamos más, gastamos más. Y no es que no debamos gastar, a fin de cuentas es una de las funciones principales del dinero, la cuestión es aprender a gastar, pero ya hablaremos de eso en otro post.