fbpx

Neuronas espejo y sincronía

En una sociedad de consumo con tanta competencia como la nuestra, es complicado pensar ¿qué podemos hacer para diferenciar a nuestra marca del resto? ¿Nuestro producto? ¿Nuevas ofertas? ¿Pagar los gastos de envío? La solución es más simple de lo que parece. Las no tan conocidas pero efectivas “neuronas espejo”.

¿Qué son y cómo funcionan?

Son células cerebrales que tienen por función, observar los comportamientos de otra persona y reproducirlos.

Las neuronas espejo replican todos los comportamientos que visualizamos todo el tiempo, solo que no todos esos comportamientos los exteriorizamos, muchos de ellos se quedan en el nivel cerebral.
La principal razón de replicar comportamientos o imitarlos, es la generación de empatía que, además de que es fundamental para el proceso de socialización del ser humano, también nos agiliza la toma de aprendizaje y nos ahorra esfuerzos.

¿Por qué tienen un alto impacto en el marketing?

La publicidad que consumimos diariamente pretende mostrar a gente satisfecha por esta usando o haber comprado “x” producto.

Ahí es donde entran las neuronas espejos.

Si uno observa a una persona que se siente cómoda y segura utilizando una camisa o que disfruta al máximo el haber adquirido una nueva versión de iPhone, aunque su actualización haya sido mínima, las neuronas espejo te impulsarán a replicar esas emociones a través de la compra del mismo producto.

Salima Sánchez, especialista en neuromarketing, nos recomienda dotar de contenido a las emociones para encaminarlas hacia un comportamiento en concreto, es decir, darle un valor emocional a las acciones de nuestra publicidad para convencer al cliente de que será más feliz o que su vida será más sencilla si adquieren nuestro producto.